PROPIEDADES DE LOS PRODUCTOS

El azúcar de Palmyra es el jugo evaporado de la fruta Palmyria (Nungu), común en la India, el sudeste asiático y Malasia, sobretodo durante el verano. Es excepcionalmente rica en vitaminas B (especialmente B12), hierro, potasio, magnesio y otros minerales esenciales. Contiene más hierro que un trozo de carne (8.5 gr por 100 gr), 75 de magnesio y 50.1 mg de Niacina, entre otros. El azúcar de Palmyra tiene 6000 años de historia de uso en la medicina ayurvédica. Los investigadores en la India aseguran que también puede ayudar a romper la adicción a los opiáceos como la causada por el azúcar procesada, por lo que libera a quien lo consume del constante deseo de picar, ayudando así a mantener un peso saludable, que es esencial para llevar una vida llena de vitalidad.Es conocida en la India como «azúcar para los diabéticos». Ayuda a limpiar el aparato respiratorio y digestivo:  los pulmones, el esófago, el estómago, y muy especialmente los intestinos. En la India se recomienda tomar unos gramos de Palmyra después de una comida pesada o después de comer carne, ya que facilita la digestión.

La Palmyra activa las enzimas digestivas y cambia el ácido del estómago, lo que acelera la digestión y hace que el proceso sea muy suave, reduciendo de este modo la tensión en los intestinos y el tracto digestivo.
Y una última sugerencia; si tienes dificultad para dormir, puedes tomar una cucharadita antes de acostarte, y si tienes niños hiperactivos, darles también a ellos un poco de Palmyra antes de que se vayan a la cama, puesto que ayuda en la relajación y conciliación del sueño.
En nuestro Herbolario El Alquimista, podrás encontrar el Azúcar de Palmyra de la marca “SaludViva”, en un envase de 250 gr.

COMPOSICIÓN:
-100% Azúcar de palmyra orgánico y crudo.
-Vegano, sin gluten ni lactosa.
-Recomendado para diabéticos: Sólo tiene 3,1 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, a diferencia del azúcar de palma de coco que tiene 35 gramos de fructosa por 100 gramos.

UTILIZACIÓN:
Para endulzar al gusto leche vegetal, batidos, cremas, en la elaboración de postres, etc.

El maíz morado es un conjunto de variedades de “Zea Mays”,  que posee un fruto de color morado. Este maíz se usa desde la época pre inca y ha sido representado en diferentes objetos cerámicos de la cultura Mochica que datan de hace más de 2,500 años. Crece en México y los Andes de Perú, Bolivia, Ecuador y Argentina.
El maíz morado contiene sustancias fenólicas y antocianinas, además de otros fitoquímicos muy importantes para la salud:  de 7.7 a 13% de proteínas, 3.3%  de aceites y 61.7% de almidón. También contiene Fósforo, Hierro, Vitamina A,  Vitamina B (Tiamina),  Vitamina B2 (Riboflavina),  Vitamina B3 (Niacina) y Vitamina C (Ácido Ascórbico).

ESTUDIOS SOBRE EL MAÍZ MORADO
En un estudio pre clínico, Tsuda & al. (2003) analizaron los efectos del maíz morado  sobre la obesidad y diabetes. Compararon dos grupos de estudio con un grupo control. Ambos grupos de estudio recibieron una dieta rica en grasa durante 12 semanas, pero además uno de estos grupos también recibió un extracto de Zea mays L. ‘Kculli’. Comparado con el grupo control, el grupo que recibió el extracto de Zea mays L. ‘Kculli’ no desarrolló hiperglucemia, hiperinsulinemia ni hiperlipidemia. Contrariamente, el grupo que no recibió el extracto y sólo comió una dieta rica en grasa mostró un incremento de más del 100% en todos estos parámetros.

EFECTOS BENEFICIOSOS EN NUESTRO ORGANISMO
Las antocianinas presentes en el Maíz Morado pueden mejorar la circulación sanguínea,  estabilizando y protegiendo del daño oxidativo, a los vasos sanguíneos en general y los capilares en particular, mejorando así la micro circulación. Los resultados de varios estudios epidemiológicos indican que el consumo regular de alimentos ricos en compuestos polifenólicos está asociado con una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

El Maíz Morado puede ser empleado para:
-Controlar la presión sanguínea elevada.
-Regenerar los tejidos (antiinflamatorio).
-Reducir el colesterol.
-Aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la circulación.
-Aumentar formación de colágeno (ayuda en la elasticidad de la piel).
-Fortalecer el Sistema Inmune.
-Mejorar la salud del colon.
-Regular los niveles de azúcar.
-Evitar la fragilidad capilar.
-A nivel energético, se considera que el Maíz Morado ayuda al Chakra responsable de la intuición y a las verdades de la espiritualidad.

MODO DE EMPLEO:
Se puede tomar la cantidad que se desee, añadiéndolo  a zumos, postres, batidos…
Te proponemos uno batiendo una taza de agua con 3 dátiles, 1 plátano pequeño, 1 cucharadita de maíz morado en polvo, el zumo de ½ remolacha, 1 cucharada de cacao crudo en polvo, y una pizca de vainilla.
En nuestro Herbolario podrás encontrar el maíz morado de la marca “SaludViva”: Maíz morado 100% crudo y de cultivo ecológico (libre de pesticidas), en formato de 125 grs (en polvo). Apto para niños.

Mezquite (Algarrobo Blanco). Introducción.
El mezquite es una leguminosa originaria de América (especialmente de las zonas desérticas del norte de México, el oeste de América del Sur, y el sur de los Estados Unidos), que ha sido utilizada como alimento básico durante siglos por los americanos nativos del suroeste y habitantes del desierto. En los Estados Unidos, mezquite es bien conocido como un ingrediente en la salsa de barbacoa. Cuando la gente oye la palabra “mezquite”, automáticamente piensa en comidas al aire libre de clima caliente. Pero es mucho más que sólo un ingrediente menor en un condimento dulce y picante. Mezquite puede jugar una parte importante de sus necesidades nutricionales diarias.
La harina de mezquite (también llamado mezquite en polvo) no contiene gluten. Esto es una gran ventaja, no sólo para las personas con enfermedad celíaca o intolerancia al gluten, sino para todos, ya que el consumo de gluten se ha relacionado con la niebla mental (confusión), fatiga, dolores de cabeza, depresión, problemas estomacales, gas, y mucho más.  La harina de mezquite contiene un gran contenido en minerales, incluyendo calcio, magnesio, potasio, hierro,  zinc y vitaminas, y además tiene un índice glucémico (IG) de tan sólo 25; esto significa que tiene poco o ningún impacto en los niveles de azúcar en la sangre, en gran parte debido a que la fuente de su dulzura natural -la fructosa- no requiere insulina para ser metabolizada. Por esta razón, la harina de mezquite es adecuada para individuos diabéticos y pre-diabéticos.

Origen del Mezquite
Los mezquites (del náhuatl mizquitl), son especies botánicas de leguminosas del género Prosopis, y es capaz de clavar las raíces hasta a 45 metros de profundidad.  Se encuentran principalmente en las zonas áridas y semi-áridas de México, abarcando el centro-sur del país, donde su abundancia da nombre a algunas regiones, entre las que se encuentra el Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo; abundan especialmente en estados como Jalisco, Zacatecas y Aguascalientes, donde son considerados el árbol oficial. Su distribución se extiende por todo el norte del país y abarca hasta el sur de EEUU. Los mezquites habitan también en el desierto de Chihuahua y otras regiones áridas de México. Además, hay un mezquite mediterráneo en las estepas de Siria y el norte de Irak. Asimismo, la especie Prosopis pallida fue introducida en Hawái en 1828, y ahora es muy común en las costas más secas de las islas: es el árbol llamado localmente «kiawe», el cual es fuente primaria de la producción de miel monoflora (es decir, que se obtiene de la flor de una sola especie de planta).

Beneficios Nutricionales
Comúnmente utilizado en forma de polvo, comidas o harina de mezquite, se puede incorporar fácilmente en su dieta. No contiene gluten, y sí una gran cantidad de fibra. Será un impulso nutricional para tus comidas, debido a su alto contenido de calcio, zinc, magnesio, potasio, hierro, y lisina. Y además, es una buena fuente de fibra y  proteína. Por todo ello, muchos atletas eligen utilizar mezquite en su post-entrenamiento o comidas de recuperación.

La harina de mezquite contiene niveles respetables de calcio, que es vital para mantener la salud de los huesos y los dientes, y magnesio, lo que aumenta la salud hormonal y nos ayuda a absorber el calcio mejor. Además, es rica en minerales esenciales como el potasio, el zinc y el hierro, que mantienen nuestro cuerpo funcionando de manera óptima.

Por tanto:
-Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.
-Ayuda a mantener los huesos y dientes fuertes y sanos.
-Mantiene las hormonas equilibradas.
-Aumenta los niveles de energía.
-Mejora el estado de ánimo.
-Mantiene el funcionamiento regular de los intestinos.

¿Cómo se utiliza?
Para obtener el polvo de Mezquite, se utilizan las vainas y semillas de la planta, dejándolas secar, y moliéndolas después. El Mezquite es ligeramente dulce, con un sabor que recuerda un poco al caramelo. Es una perfecta alternativa para añadir a los productos horneados, cereales calientes o frutas. Cuanto más mezquite se utiliza, más dulce resultara la receta; incluso se  puede disminuir la cantidad de endulzante que se utiliza. Prácticamente cualquier preparación culinaria puede enriquecerse nutricionalmente con esta harina (postres, helados, bebida de leches vegetales, mezclada con otras harinas para elaborar repostería, panes, batidos, como sustituto del azúcar)…
Para rebozados, sopas, salsas…puedes reemplazar cada taza de harina común, por un cuarto y medio de harina de mezquite. En repostería y panadería, se puede adicionar a prácticamente cualquier mezcla en la proporción 1:3 o 1:1. Esto significa que podemos usar de un 30-50% de harina de mezquite en cada preparación; aunque debemos de recordar que no contiene gluten y por ende afectará el resultado final. Se pueden elaborar galletas, panecillos, panes, sopas, salsas… Tostada, intensifica aún más su reconfortante sabor y aroma.

Diferencias con otros tipos de harina
Las harinas habituales, producen picos de glucemia altísimos y seis veces más cortos, o lo que es lo mismo: al cabo de una hora de haberlas ingerido, ya han descargado en la sangre todo su potencial glucémico, a las dos horas estamos igual que antes de haberlas consumido, y un poco más tarde ya sentimos un agujero en el estómago… Son como fuegos de artificio;  rápidas, instantáneas, explosivas … pero apenas dura su efecto. Esta harina, por el contrario, es como un tronco ardiendo; da brasa, apenas humea ni hace llama, pero da calor continuamente y durante horas. Son harinas de combustión lenta, de descarga glucémica muy controlada. La digestión puede durar de 4 a 6 horas, mientras que por ejemplo la de la avena puede ser sólo de apenas una hora. Si además se utiliza tostada, tiene un aroma delicioso incluso como aditivo para la leche, a modo de  sustituto de cacao en polvo. El índice glucémico es 33, y comparado con el índice de unas patatas (85) y de otros cereales, es una harina muy interesante, tanto para celíacos como para diabéticos. Recordemos que no es un cereal sino una leguminosa (sin gluten).

¿Qué contiene?
La harina mezquite está compuesta por entre 13 y 17 % de proteína (dependiendo de la calidad), lo que es comparable a muchas semillas famosas y ricas en proteínas tales como la de girasol y la de sésamo. Por otra parte, se trata de  una proteína “completa”, ya que contiene los ocho aminoácidos esenciales. Esto hace que sea una excelente opción para los culturistas, deportistas, vegetarianos, veganos, y cualquier persona que trate de obtener energía natural que no quiera recurrir a los carbohidratos refinados.

Respecto a las Dietas
Se puede incorporar en una dieta para bajar de peso, ya que, además de no contener gluten y ser baja en carbohidratos, también es baja en grasa (3%) y alta en fibra dietética. Aunque la fibra es más conocida para mejorar la regularidad y tratar el estreñimiento, también fomenta la pérdida de peso, debido a que absorbe agua en el intestino grueso, lo cual nos ayuda a sentirnos más llenos durante más tiempo, y ello previene el comer en exceso.

Descripción del producto
Ésta es la Harina de Mezquite que podrás encontrar en nuestro Herbolario:
* Harina de Mezquite 100%  pura, de la marca SaludViva, de 250 grs.
* Apto para Veganos, sin gluten, sin lactosa, ni azúcares añadidos.